Sin stock

Compota de manzana

$8.400
Compartir

Mi papá es fuerte, suave y canta como una mamá cuando se baña. Algunas veces se calla y sus manos dibujan rayos en el cielo, pero un papá tormentoso no dura mucho. Entonces sus dedos saben a compota de manzana. Ojalá tuviera mil manos.

Un cuento maravilloso y familiar, para todos los padres que también son hijos.

 

Escrito e ilustrado por: Klaas Verplancke

Caracas; Barcelona : Ekaré, 2012